talller-huerto-colaborativo

1 de Diciembre de 2016 | Sin categoría

La clave de esta iniciativa, impulsada por la Dirección de Relaciones Estudiantiles, es promover el bienestar dentro de la comunidad universitaria, mediante el trabajo colaborativo.

En las afueras del Servicio Médico Sansanito de la Universidad Técnica Federico Santa María en Valparaíso, se encuentra el primer huerto orgánico creado por la Casa de Estudios, iniciativa de trabajo colaborativo entre el servicio médico, el Programa Punto de Encuentro, la agrupación de estudiantes “Eco Sansano” y el Centro de Estudiantes de Ingeniería Civil Ambiental del Plantel.

El proyecto, que además incluye la formación de monitores, comenzó a gestarse durante el mes de agosto en USM Casa Central Valparaíso, con la idea de reutilizar los espacios que no estaban siendo usados en la Universidad. Junto con esto, comenzaron las capacitaciones a estudiantes interesados en la agricultura ecológica y bienestar.

“Primero nos empezamos a reunir entre las cuatro agrupaciones que iniciaron este proyecto, preparamos la tierra y luego de esto, durante septiembre se realizó la primera siembra. Semanalmente nos hemos dividido labores como poner una cerca protectora, pintar carteles informativos y preocuparnos de la mantención, cuidado y riego del espacio”, explicó en detalle el psicólogo y promotor de la iniciativa, Lorenzo Hughes.

Asimismo, los estudiantes que asisten regularmente a su formación como monitores, además de estas labores, también se han ocupado de la plantación de distintas verduras, como tomates, cebollines y pimentones.

Para la psicóloga del Programa Punto de Encuentro, Scarlet González, el trabajo colaborativo es clave en el huerto. “Cada grupo organizado, ha aportado con ideas concretas (semillas, maderas, vasos, etc.), lo que ha facilitado el desarrollo del proyecto de una manera más eficiente. Igualmente, el recibir miradas multidisciplinarias sobre la iniciativa, ha permitido consolidar un proyecto representativo de la Universidad”, señaló.

Hughes destacó la importancia de propiciar un espacio de encuentro entre estudiantes y funcionarios. “Compartir un espacio de naturaleza es súper importante, sobre todo en estos tiempos en los que se vive muy acelerado y con pocos momentos para el autocuidado. En ese sentido, el huerto se transforma en un espacio de bienestar, donde confluye lo social, mental, emocional, físico y espiritual”, explicó.

En tanto, el estudiante de Ingeniería Civil de la USM y miembro de la agrupación Eco Sansano, Diego Figueroa, recalcó el compromiso adquirido en el desarrollo de esta iniciativa. “Es muy importante el compromiso que se ha tenido para que el huerto se pueda mantener en el tiempo, y también un antecedente para que la Universidad nos facilite otros espacios para proyectos como éste, u otros comprometidos con una cultura más ecológica”, afirmó.

Por su parte, la jefa del Servicio Médico Sansanito, Pamela Mella, explicó que hoy en día el enfoque de salud está cambiando, pues no sólo se trata de la ausencia de enfermedad, sino de promover el bienestar integral. “Para ello es que estamos generando espacios que propicien mantenernos sanos. Áreas verdes, trabajar la tierra, trabajo colaborativo, reconocer especies y empoderarse de la salud, para así entregar herramientas que contribuyan a una mejor calidad de vida”, consignó.

Ver más noticias